23 DE SEPTIEMBRE DIA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

La OIM se suma a la conmemoración del 23 de septiembre como Día Internacional de la Lucha contra la Trata de Personas y reafirma su compromiso en trabajar para combatir este delito.
La fecha, consagrada en realidad como Día contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niños y Niñas fue instaurada en Daka-Bangladesh en 1999 por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas. La elección del día se inspiró en una ley impulsada por el socialista Alfredo Palacios en Argentina en 1913. Fue la primera formulación legislativa en el continente contra la prostitución de mujeres y niñas y la elección de la fecha fue resultado de la gestión que realizaron Zoraida Ramírez Rodríguez, por la Coalición contra el Tráfico de Mujeres, y Atilio Alvarez, entonces presidente del Consejo del Menor y la Familia en 1996.
Las víctimas de trata son personas que provienen tanto del exterior como del interior del país; pueden ser mujeres, hombres y niños que caen en redes que comercian con la explotación sexual o laboral del individuo. No obstante, el principal grupo de vìctimas afectadas son mujeres, niñas y niños que son sometidos a situaciones de extrema coacción y violencia para que estas redes obtengan beneficios con el comercio de sus cuerpos. Este fenómeno, lejos de ir en disminución, está cobrando cada vez más víctimas.
La OIM reconoce que es importante contar con estimaciones arraigadas sobre la trata de personas en el ámbito nacional, regional y global que hayan sido examinadas empíricamente. Sin embargo estos datos son difíciles de obtener y verificar debido a la naturaleza clandestina del fenómeno. Las estimaciones globales sobre el número de personas tratadas cada año varían desde 600.000 según el Departamento de Estado de Estados Unidos hasta 4 millones. Según un estudio de la OIT del año 2005, 2.45 millones de personas son víctimas de trata a nivel mundial. La información surge a partir de una estimación mínima sobre las víctimas de trata basada en fuentes publicadas entre 1995 y 2004. Desde esa fecha, el dato no ha sido actualizado.
En Argentina, el Programa de asistencia para las victimas de la trata de personas de la OIM, asistió a un creciente número de víctimas desde 2005. Mientras ese año se asistieron 46 personas; en el 2006 fueron 77; en 2007 107; en 2008 150 personas y durante el periodo enero – julio 2009: 130. Si se analizan los casos asistidos en función del sexo, hasta el 2008 el 100% de los casos asistidos por explotación sexual correspondió a mujeres. Recién este año se asistió el primer caso de explotación sexual masculina (travesti). Por otra parte, los casos de trata con fines de explotación laboral señalan una mayor participación de las mujeres. En cuanto a la edad de las víctimas, el 41% de los casos asistidos fueron mujeres entre 22 y 30 años; en segundo lugar, el 37% fueron mujeres entre 18 a 21 años y por último se encuentra el grupo de niñas y adolescentes y las mujeres mayores de 30 años representan el 22% restante.
Para evitar que más personas sean víctimas de este delito o que aquellas que lo fueron no caigan en una re-victimización es indispensable generar las condiciones para modificar sus condiciones de vida. En este sentido desde el año 2002, la OIM implementa en Argentina el Programa de Asistencia a las Víctimas de Trata (Programa AVoT) que provee asistencia integral a quienes padecen este delito. A su vez, a través de diversas actividades promueve la capacitación de distintos actores sociales, sobre todo funcionarios públicos y realiza campañas de información pública para concientizar a la población sobre esta problemática. En este sentido, la OIM considera que este tipo de conmemoraciones son útiles sobre todo para colocar el tema en la agenda mediática y promover así que la ciudadanía tome una mayor conciencia sobre este grave problema y poco a poco se eviten nuevas víctimas y quienes padecen este tipo de sometimiento encuentren la ayuda necesaria para liberarse de la explotación y combatir este delito.



domingo, 28 de septiembre de 2008

TRATA DE PERSONAS. CONCEPTOS GENERALES "I"

EVOLUCIÓN HISTÓRICA

La historia de la humanidad, nos enseña que una de las prácticas más humillantes y vejatorias a la que se sometió el género humano fue la esclavitud, por cierto institucionalizada en su origen.

Como práctica de sometimiento de un ser humano por otro, en sus comienzos, pudo ser entendida como un avance en la humanización, porque antes que se decidiera convertir en esclavo al vencido en una guerra, se lo ejecutaba.

Ciertamente las grandes civilizaciones de la antigüedad (romanos, griegos, persas, etc.), comprendieron y obtuvieron grandes beneficios de estas prácticas con sus vencidos; siendo la venta de esclavos, una de sus principales y más lucrativas actividades comerciales. Para esta época, la venta de humanos para el trabajo y el servicio era visto como una actividad lícita y que generaba una gran demanda. Y para obtener estos esclavos emprendieron diversas campañas, tanto militares como expansionistas y/o exploratorias.

En la Edad media, y junto a la era de los descubrimientos, este negocio se fue puliendo y afinando, fundándose desde ese momento en adelante en la discriminación por motivos raciales o de origen étnico, produciéndose sangrientas persecuciones y un crecimiento acelerado de las sociedades esclavistas, que tenían por mercancía: negros, indios americanos, chinos, etc.

Bajo este prejuicio racial numerosos grupos étnicos fueron esclavizados, perseguidos y vendidos. A pesar de que en el siglo XIX se sucedieron muchos tratados, declaraciones y convenciones para erradicar esta actividad comercial, que ya no tenia el carácter de licitud, del cual gozaba en años anteriores, su eficacia fue relativa, ya que no pudo frenar el trafico cada vez mayor de seres humanos, en razón de las altas ganancias que recibían estos comerciantes por cada uno de los ejemplares que lograban capturar en África y en América Latina y que eran comprados a elevados precios en los Estados Unidos, Europa y en el caribe por terratenientes españoles.

La esclavitud fue una realidad hasta el siglo XIX, cuando la noción de “derechos humanos” empezaba a llegar a las leyes escritas. Dinamarca fue, en 1792, el primer país europeo en prohibir la importación de esclavos.

Durante el siglo XX, La convención sobre la Esclavitud, de la Sociedad de Naciones en 1926, aprobada y asumida en 1953 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, por el cual los estados signatarios se comprometieron a prevenir y reprimir la trata de esclavos y a procurar la supresión de la esclavitud en todas sus formas.

En 1949, la misma Asamblea General aprobó el Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena, consolidando otros acuerdos internacionales que databan de 1904, en el que los Estados parte se comprometían a: prevenir la prostitución, rehabilitar a las prostitutas, reprimir a la trata de personas de ambos sexos con fines de prostitución y a suprimir las leyes, reglamentos, registros especiales y otras disposiciones impuestos a las personas que practican, o presuntamente practican, la prostitución.

En 1956, en una conferencia de ONU se aprueba la Convención Suplementaria sobre la abolición de la Esclavitud, la Trata de Esclavos y las Instituciones y Prácticas análogas a la Esclavitud, en la que se amplía la definición de esclavitud contenida en la Convención de 1926, para incluir la servidumbre por deudas, formas serviles de matrimonio y la explotación de niños y adolescentes.
A pesar de todos estos avances este fenómeno, considerado en el presente como criminal, se presenta cada vez mas organizado y adaptado a la era de la globalización para el logro de sus fines. Se puede avanzar un poco mas, y destacar que además se presenta como una actividad apoyada y financiada por entes y organizaciones poderosas, sin escrúpulos ni valores, y capaces de controlar toda una maquinaria secreta ya introducida en las más altas esferas de poder, cuyo único fin es el usufructo de las enormes y millonarias ganancias que genera este mercado ilegal.



Trafico Humano En La Actualidad

El trafico humano en sus diferentes formas y finalidades, es la expresión moderna de la esclavitud; y afecta como víctimas, principalmente a mujeres, niños y adolescentes, siendo el grupo etario más proclive a ser victimizado el correspondiente a los estratos sociales mas bajos y de aquellos países presentan mayor retraso o subdesarrollo

Se define a esta actividad ilegal como “el reclutamiento, transporte, encubrimiento o recepción de personas, por medio del uso de amenazas o el uso de la fuerza u otra forma de coacción. Los traficantes son aquellos que transportan emigrantes y se benefician económicamente o de alguna otra manera de las personas”; y en virtud de ello se reconoce al tráfico de seres humanos como una violación grave de los Derechos Humanos.

Se presenta en dos formas diferenciadas: la “trata de personas” y el “tráfico de personas”. En general estos términos son utilizados como sinónimos, pero a cada uno de ellos le corresponden conceptos diferentes.

Las víctimas de trata o tráfico, se ven obligadas a ponerse a merced de las redes criminales internacionales, se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad y expuestas a todo tipo de vejámenes y maltratos; es decir Las víctimas se ven sometidas a la fuerza, el fraude o la coerción a los fines de explotación sexual o trabajo forzado. Entre las víctimas se encuentran niños, adolescentes, hombres y mujeres.